Historia del Museo

 

Introducción

El Museo de Arte Sacro de la Diócesis de Ciudad Real, inaugurado el 10 de marzo de 1990, está instalado en la planta baja de la sede del Obispado. Edificio de grandes dimensiones y compleja estructura, sobretodo por las modificaciones que ha sufrido.

El actual edificio fue construido a finales del siglo XIX, sobre la llamada “Casa de las Oficinas”, cedida al Obispado en 1881. El mal estado en que se encontraba aconsejó derruirla totalmente y levantar un edificio nuevo de estilo modernista, con proyecto y planos del arquitecto D. Vicente Hernández y Zanón, aprobados con pequeñas modificaciones por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y ejecución de D. Joaquín García y Maján.

En 1887, el Obispo D. José Mª Rancés instaló en el nuevo edificio la Curia Diocesana. Posteriormente, con el Obispo D. Narciso de Estenaga (1923-1936) se ennobleció el edificio con los mosaicos y vidrieras que aún admiramos.

El Museo es fruto de los desvelos del Obispo de la Diócesis, Mons. Torija de la Fuente, al prever en la última remodelación del edificio, cuando se detectó su ruina en 1978, la disposición de grandes espacios apropiados donde se pudieran recoger y exponer aquellas obras de arte religioso que en la actualidad no son utilizadas para el culto. Creado por Decreto del primero de marzo de 1989, abrió sus puertas bajo la dirección del Dr. D. Antonio Ciudad Serrano, quien había realizado la inmensa labor de la creación, constitución del fondo, restauración y conservación de las obras de arte representadas y expuestas en el Museo, permaneciendo en el cargo hasta el 27 de noviembre de 1997, en que le sucede D. Francisco del Campo Real, Dr. en Historia.

El museo de la Diócesis de Ciudad Real, consta actualmente de dos amplias salas y un patio de sobria factura, donde las sencillas y bellas vidrieras de sus balcones realzan toda su fábrica modernista, con una última actuación por iniciativa del actual Obispo D. Antonio Algora en el embellecimiento y reforma de la acristalada techumbre por una nueva y moderna claraboya que enriquece y da mayor esplendor al Patio central (Sala III).

Cada una de las Salas lleva un epígrafe orientador en que, a través de muy sucintos textos bíblicos y catequéticos, se intenta destacar el mensaje fundamental de las obras que se contemplan.

La Exposición permanente plantea un recorrido por la historia y vida del cristianismo de la provincia desde sus inicios hasta el Siglo XX, a través de una importante colección de piezas del Patrimonio Artístico. Dentro de esta diacronía, cuadros, esculturas y objetos litúrgicos se han agrupado por estilos.

HISTORIA DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD REAL

 

españa cm

 

Por la Bula Constat Militarium, (4 febrero de 1980), ejecutada por el Nuncio Apostólico Mons. Innocenti (5 de marzo 1981), Su Santidad el Papa Juan Pablo II elevó a Diócesis, sufragánea de Toledo, la Prelatura Cluniense o Priorato de Las Órdenes Militares. Le dio el nombre de Diócesis Civitatis Regalensis. Y nombró como primer obispo al entonces Prelado Cluniense Mons. D. Rafael Torija de la Fuente, que queda desvinculado de la Iglesia Titular de Dora , pero conserva el título de Prior de las Órdenes Militares, por razones históricas.

El territorio de la Diócesis, como el de la antigua Prelatura, coincide con el de la provincia de Ciudad Real. Mide 19.741 kms. Y alberga una población de 500.333 habitantes.

La Prelatura Cluniense o Priorato Nullius Dioeceseos de las Órdenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa (que son las Órdenes Militares Españolas), fue creada por Su Santidad el papa Pío IX, mediante las Letras Apostólicas Ad Apostolicam, de 18 de noviembre de 1875, ejecutadas por el cardenal Moreno, arzobispo de Toledo, el 15 de mayo de 1876, y promulgadas solemnemente en Ciudad Real, el 4 de junio de 1876, domingo de Pentecostés.

El territorio de este Priorato formaba un «coto redondo», es decir, un territorio continuo, que sustituía a los diseminados por la geografía nacional y enclavados en distintas diócesis, en los que antes ejercían su jurisdicción las Órdenes Militares Españolas.

Gobernaba esta circunscripción un Prior nombrado por el Rey, Administrador de las Órdenes Militares, Prior que era investido del carácter episcopal, por nombramiento pontificio, con el título de Obispo de Dora, unido perpetuamente al cargo de Prior.

El Prior tenía su sede en Ciudad Real, en la Iglesia de Santa María del Prado, consagrada el 26 de mayo de 1967, y declarada Basílica Menor el 25 de febrero del mismo año.

Texto: Ana María Fernández Rivero “Museo Diocesano de Ciudad Real. Guía Ilustrada”. Edita: Obispado de Ciudad Real.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s