Mes de Octubre

DSC_0331

SANTA TERESA DE JESÚS

AÑO JUBILAR

DESCRIPCIÓN ICONOGRÁFICA

Nacida Santa Teresa de Jesús el 28 de marzo de 1515, en España se va a celebrar en este próximo año 2015 el V Centenario de su nacimiento. Con esta ocasión el Papa Francisco ha concedido para todas las diócesis de España el AÑO JUBILAR que se extenderá desde la fiesta de Santa Teresa de Jesús de este año 2014 hasta la misma fecha, 15 de octubre de 2015.

Teresa Sánchez de Cepeda y de Ahumada, conocida por el nombre de Teresa de Jesús, que adopta cuando comenzó la reforma, Santa Teresa de Jesús o directamente por Santa Teresa de Ávila.

Nace en Ávila en 1515 y muere en Alba de Tormes en 1582, hija de Alonso Sánchez de Cepeda, y de Beatriz de Ahumada perteneciente a una noble familia abulense, que murió cuando Teresa contaba unos 13 años. El ambiente de piedad que respiró en su infancia se manifiesta de forma clara cuando siendo niña convenció a su hermano Rodrigo para que juntos sufrieran el martirio en tierra de infieles y ganar de forma rápida el Cielo.

 Teresa, fue una religiosa, mística y escritora española, fundadora de las carmelitas descalzas, rama de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo la (o carmelitas). Fundó 17 conventos destacándose la Tercera Fundación de San José en Malagón (Ciudad Real) y las dos ramas del Carmelo reformado.

 Su vida y su evolución espiritual se pueden seguir a través de sus obras de carácter autobiográfico, entre las que figuran algunas de sus obras mayores: La vida, las Relaciones espirituales, el Libro de las fundaciones, Camino de perfección, Castillo interior (o Las moradas), Epistolario, Poesías y algunos otros. En ellos aparecen interesantes datos históricos y experiencias y consejos espirituales riquísimos y certeros para hacer el camino hacia Dios.

Muere en Alba de Tormes del 4 al 15 de octubre (calendario gregoriano de 1582). En 1604 se inició el proceso de canonización de Teresa. En 1614 fue declarada beata, y en 1622 fue canonizada por Gregorio XV. En 1970 fue proclamada doctora de la Iglesia, por Pablo VI, siendo la primera mujer que recibía esta distinción. Su fiesta se celebra el 15 de octubre.

Esta pequeña talla en madera policromada  (76 cm) de Santa Teresa de Jesús en bulto redondo, anónima, del siglo XVIII; pertenece a la Parroquia de San Juan Bautista de la Concepción de La Solana (Ciudad Real).

 Representa a la Santa  de pie, sobre una peana,  de cabeza pequeña, de pelo largo que cae sobre los hombros. El rostro sereno, los ojos en actitud expectante, claro signo de su inspiración divina y las facciones bien proporcionadas.

 Viste el hábito de carmelita como reformadora del Carmelo, túnica con escapulario marrón, y capa blanca adornada con una cenefa vegetal dorada que se abrocha sobre el cuello; por dejado del hábito deja asomar sus pies desnudos que calzan sandalias;   ambos brazos aparecen bajo el manto, flexionados por los codos. La mano derecha sostiene, entre los dedos índice y pulgar, un pequeño cilindro rojizo, en el cual se sujetaría la pluma (símbolo de actividad literaria o de escritora). La mano izquierda se vuelve hacia arriba, mostrando la palma con todos los dedos extendidos, donde llevaría el libro (símbolo de magisterio); faltando la “paloma” (símbolo del Espíritu Santo), la toga y birreta doctoral como la iconografía nos la representa.

 En España es la patrona de la Intendencia militar, por haber sido reformadora de su orden, que administró con un notable sentido práctico. También, se la invoca para el alivio de las almas del purgatorio y contra las enfermedades cardiacas.

 Mensaje

La oración. El secreto para conjugar a la perfección el ser tan gran escritora -llevar una vida «activa» tan intensa como «reformadora»- y a la vez vivir una vida de tan alta contemplación, es la oración que siempre hizo, y el enamoramiento de Jesucristo como la única mediación para llegar a Dios.

La santidad. La búsqueda de la santidad cueste lo que cueste el conseguirla.

   Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia, todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta.  ¡Sólo Dios basta!. (Letrilla que llevaba por registro en su breviario) 

Tres Virtudes Grandes: desasimiento, amor fraterno  y  humildad. “ Libro de la Vida”

  “humildad es andar en verdad” (MVI 10,7).

 ***

Texto: Ana María Fernández Rivero. Fotos: Ricardo Falquina Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s