Mes de Junio

SAN JUAN BAUTISTA

Imagen

DESCRIPCIÓN ICONOGRÁFICA

Hijo del sacerdote Zacarías y de Isabel, prima de la Virgen María, recibió el nombre de Johanan o Jochanaan. Se retiró muy joven al desierto de Judea para llevar una vida ascética y predicar la penitencia. En Jesús, que se hizo bautizar por él, reconocía al Mesías anunciado por los profetas. Ese acontecimiento habría ocurrido en el año 28. Arrestado en el 29, en la fortaleza transjordana de Maqueronte por el tetrarca de Galilea Herodes Antipas, cuyo matrimonio con Herodías, que era su sobrina y su cuñada a la vez, se habría atrevido a censurar, fue decapitado.

El modelo iconográfico de San Juan Bautista proviene del Nuevo Testamento. Los cuatro Evangelios hablan de él, siendo el de San Marcos el que más. En el arte cristiano aparece con dos aspectos diferentes: como niño y como adulto, como compañero de juegos del Niño Jesús y como predicador ascético. El San Juan adulto aparece vestido en el arte oriental con un sayo de piel de camello. En Occidente se reemplazó con una piel de oveja o de cabra que le deja los brazos, las piernas y una parte del torso desnudos.

San Juan Bautista es el patrón de los sastres, porque se vistió a sí mismo en el desierto; de los peleteros, a causa de la túnica de pelo de camello; de los fabricantes de cinturones, zurradores y talabarteros, porque llevaba cinturón de cuero; de los cardadores de lana, porque tenía un cordero como atributo.

Esta bella talla de bulto redondo en madera policromada de la Parroquia de Calzada de Calatrava, representa aSan Juan “El precursor”, sobre una peana cuadrada y plana, joven, de pie, descalzo, sobre unas rocas. Su cabeza (de gran nobleza) es ligeramente alargada, orientada hacia el hombro izquierdo. El cabello, castaño, cae sobre los hombros en gruesos mechones ondulados. Barba puntiaguda. Como es usual, viste con una túnica elaborada con piel de cordero, marrón, cuidadosamente trabajada en pequeños vellones, como señal de desprendimiento ante la conversión. Va ceñida mediante un cinturón negro con hebilla rectangular.

La figura tiene mutilados los brazos y toda la pierna izquierda, sobre ella aparece la pata de un cordero, (Agnus Dei) habiéndose mutilado también el resto de este animal.

Es de estilo barroco, y muestra un rico modelado plástico.

Juan viene a ser como la línea divisoria entre los dos Testamentos, el antiguo y el nuevo. Así lo atestigua el mismo Señor, cuando dice: La ley y los profetas llegaron hasta Juan. Por tanto, él es como la personificación de lo antiguo y el anuncio de lo nuevo. Porque personifica lo antiguo, nace de padres ancianos; porque personifica lo nuevo, es declarado profeta en el seno de su madre. Aún no ha nacido y, al venir la Virgen María, salta de gozo en las entrañas de su madre. Con ello queda ya señalada su misión, aun antes de nacer; queda demostrado de quién es precursor, antes de que él lo vea. Estas cosas pertenecen al orden de lo divino y sobrepasan la capacidad de la humana pequeñez…

 (De los sermones de San Agustín, obispo) 

 ***

Texto: Ana María Fernández Rivero.

Fotos: Ricardo Falquina Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s